Te amo con cordura.

Dijo Henry Miller que “quien muere por un amor muy grande renace para ya no conocer ni amor ni odio, solo para gozar”. Dicen también que el amor, sin locura, no es amor. Pero un tal Nietzsche nos recuerda que en toda locura siempre hay un poco de razón. Y de todo esto no sé quién tenga alguna…

Cuando mueres por un amor muy grande, en realidad no mueres. Porque nadie muere de amor, ¿no? Gritas, lloras, haces drama, renaces, te pierdes en los abismos, caes en picado, te elevas. Pero no mueres. El que muere es el amor, o la ilusión, o el ensueño. Afortunadamente, nosotros resistimos los envites de la tormenta aunque sintamos desfallecer nuestras fuerzas y los motivos para seguir adelante. Pero al final, todo el mundo sale vivo para contarlo.

Entonces, cuando te alejas del ojo del huracán lo ves todo desde otra perspectiva. Y aprendes. Aprendes de tus errores, de tus obsesiones, de tus caprichos. Aprendes a distinguir una cosa de la otra. Aprendes a valorar a las personas un poco más por lo que son y no tanto por lo que te hacen ser. Porque a veces lo que te hacen ser no es nada parecido a tu realidad. A veces, ese amor loco nos ciega de tal manera que perdemos el prisma de lo correcto, de lo incorrecto, de lo tangible. Y aunque en su momento no nos damos cuenta porque simplemente estamos inmersos en esa montaña rusa de insania, un día chocas contra el muro de la verdad. Y descubres que en esa locura, si no hay también algo de cordura, nunca podrá haber nada más.

Y esa cordura es amar al otro a pesar de. Es amarlo conociendo sus miedos e ilusiones. Es alentarlo a mejorar día a día y darle un colchón cuando se caiga. Es dejar que se termine la botella y ya hablaremos mañana. Es procurarle bienestar después de las riñas. Es escuchar lo que tiene que decir, y lo que no. Es mirarlo a los ojos porque no hay un lugar mejor donde mirar. Es el silencio. Es un estallido. Es acariciar su alma y dejar que acaricie la tuya. Es atravesar la coraza más íntima, nuestro búnker secreto. Es arriesgarte a que te hiera. Es tener la certeza de que jamás te va a herir, no al menos de forma deliberada. Es paz, seguridad, aliento. Es defender con uñas y dientes su opinión. Es respeto mutuo, es protección. Y sí, también es pasión, emoción, sexo. Es mucho de todo eso. Pero es sobre todo un vínculo mental. Es amar sin reparos, sin estrategias, sin poses ni jugarretas. Es demostrarlo con detalles insignificantes cargados de significado oculto. Es recordar, reír, avanzar en una misma dirección. Es perderse y reencontrarse en la marea del otro. Es no asustarse de la debilidad, es fortalecerse juntos. Es ayudarse a encontrar el camino de la vida. De su vida. De la tuya. Juntos y por separado. Es desnudarse hasta quedar en carne viva. Es que te vea llorar y te diga lo hermosa que eres aunque el rímel a prueba de agua no sirva de nada. Es que se burle de tus gustos musicales pero no desconecte tu ipod en el coche… a ratos. Es que te muestre su mundo con pasión, y viva el tuyo de igual manera. Es no traicionar nunca su confianza, ni su fe. Es no renunciar a su corazón, ni a su alma, ni a su ser. Es dar siempre un poco más de lo que recibes, porque sabes que mañana recibirás un poco más de lo que das…

Sí, es cierto, todo eso es también locura. Es amar sin medida, objeto ni condición.

Pero por encima de todo, es amar con cordura… Como solo se puede amar a un buen amor.

Autor: Cristina CG

(De)formación periodista, me cubro y descubro según las circunstancias. Acumulo vivencias y archivo recuerdos. Tropiezo, caigo, escribo y me levanto. CRISTINA CG.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.