El que espera…

Hoy me harté de esperar el ascensor y decidí subir por las escaleras. Tomé una decisión rápida, incluso sana después de todo, producto de la impaciencia. Y eso que impaciente impaciente tampoco soy. Pero hoy me harté de esperar el mismo ascensor de siempre…

Porque nos pasamos la vida esperando. Esperamos los resultados de una entrevista, de una analítica, de un partido. Esperamos que el árbitro pite en el minuto 89 o que añada otros 6. Esperamos el autobús, una llamada telefónica que no se produce, la respuesta a un whatsapp no leído. O sí.

Esperamos un estreno, un concierto, el regreso de aquella serie adictiva. Esperamos ante un semáforo, en la fila del supermercado, en el turno de la panadería. Esperamos en la sala del dentista, esperando que no nos duela. Esperamos viajar mucho más y que no nos pierdan las maletas.

Esperamos un nuevo día solos o en compañía. Esperamos muy buenas noches. Esperamos no llegar tarde a las citas, no queremos hacer esperar. Esperamos los reencuentros y poder recordar. Esperamos nuevos deseos, que nos inunden las emociones, que nos reseteen la vida. Y esperamos que eso, como en el dentista, tampoco nos duela.

Esperamos no ser descubiertos en nuestros pecados, esperamos que se mantengan nuestros secretos. Esperamos confesarnos y recibir confesión. Esperamos ser inolvidables pero también esperamos poder olvidar.

Esperamos un nacimiento, los cumpleaños, las fiestas del calendario. Esperamos que nos toque la lotería, aunque nunca juguemos. Esperamos salir cada fin de semana y seguir aguantando el ritmo, esperamos evitar las resacas. Esperamos tonificar nuestro cuerpo vía espiritual, esperamos levantarnos temprano, comer saludable y adelgazar esos quilos que nunca se van. Esperamos dejar de fumar.

Esperamos cumplir nuestras promesas, firmar un contrato, no faltar a la verdad. Esperamos sentir las riendas reales de nuestra vida, el riesgo, el error, la decisión. Esperamos ser capaces de avanzar a pesar de, y dejar ya de tanto esperar.

Hoy no esperé el ascensor. Hoy todo es movimiento.

Solo espero mañana no volverlo a esperar.

Autor: Cristina CG

(De)formación periodista, me cubro y descubro según las circunstancias. Acumulo vivencias y archivo recuerdos. Tropiezo, caigo, escribo y me levanto. CRISTINA CG.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.