No tengo tiempo

Discúlpame, no tengo tiempo.

No tengo tiempo para estúpidas estrategias que enfrían el corazón.

No tengo tiempo para andar esperando que los astros confabulen a mi favor.

No tengo tiempo para acumular malas caras, desaires y rencor.

No tengo tiempo para escuchar que no se puede, que así no se hace, que es un error. Leer más “No tengo tiempo”