El amor

El amor es un estallido de furia,

una gota de calma, una noche de luna.

El amor es un sueño que abarca

el eco de una risa, un rayo de luz en penumbra.

Es una emoción que desnuda,

una pena que embriaga, un dolor que se escuda.

El amor te llega y te atrapa,

te cura, te aturde, te enloquece, te amaga.

Te busca por los rincones, te lleva en volandas.

El amor te sacude con fuerza,

te revienta los muros, te deja descalza.

Te sube al cielo, te regala esperanza,

te confunde, te entusiasma, te revuelve las entrañas.

El amor es un loco que te hace pensar

que se puede tocar con los dedos la eternidad.

Es un matiz callado, una batalla ganada,

la sonrisa, el llanto, un beso perdido, una caricia velada.

El amor te eleva, te aferra, te rasga,

es un canto de sirena, una dulce trampa.

El amor te promete, te busca, te gusta y te espanta.

Es un destello de burla, la vela que se apaga,

una triste verdad, un arañazo de magia.

Es coraje, imprudencia, veneno voraz.

El amor enreda, anhela, atormenta y avasalla,

te inventa excusas, te apasiona y te sacia,

te llena el vacío, juega, te culpa y te aletarga.

Es un extraño que rompe la paz,

que arrasa con fuego, que irrumpe con rabia.

Y cuando ya te tiene te quiebra la vida,

te muerde en el alma, te clava sus garras.

Te suelta, te olvida, te desangra entre lágrimas,

te confunde, se ríe de ti, se venga y te desarma.

El amor te roba la ilusión, te consume las ganas,

te arroja al olvido, te destruye y ni se apiada.

El amor que te hace feliz un día se marcha,

y te deja rendida, ahogada, temblando, cansada.

Con la mente desbaratada te rompe de celos, te quema de ansia,

y al final te miente, te duele, te pisa, te explota y te mata.

Sindrome-Corazon-Roto-Takotsubo-Morir-Amor